Archivo para la categoría narraciones

>Mitos

>

Me dirigía camino a Heredia a conversar con varios chicos y chicas sobre sexualidad “Mitos y realidades sobre la sexualidad” se llamaba el taller. Pero, para mi sorpresa, la reflexión empezó desde que me monte al bus.

Al ver que la persona que manejaba el bus de San Francisco, La Colina- San José era una mujer, me alegro mucho, ya que estas cosas rompen estereotipos y le da por la cabeza a las estructuras mentales de más de uno. Pero despertó en mi la curiosidad de que estarían sintiendo o pensando la gente del bus y los choferes de otros autos al ver a una mujer al volante.

Comenzando por mi persona, he de confesar que de primera entrada mi reacción fue diferente. Cuando me subí, pague y la salude “Buenos días” le dije… En la vida he saludado yo a un chofer de bus. Ahí empezó mi reflexión porque lo quiera yo o no, todavía mi cabeza arrastra pensamientos o actitudes programadas por el estereotipo social machista. Por que cambie mi comportamiento al ver a una mujer al volante de un bus? Todavía no lo se, pero bueno, después me alegró, porque me hizo pensar que si el hecho de que fuera mujer me hiciera saludarla, porque no podía hacerlo también con los choferes hombres??

Ahora bien, no tuve chance de medir las reacciones, pensamientos o sentimientos de las personas dentro del bus. Lo que si pude observar fue a varios choferes, en autos particulares, que al percatarse de que quien conducía era una mujer, señalaban y hacían comentarios entre si. Que dirían? Aquí se los dejo a su imaginación, pero estoy seguro que de fijo el choteo salió a relucir. También dentro del bus estaban varias señoras mayores, Que pensarían? Solo puedo imaginar, pensando en las actitudes de mi abuela y algunas tías ante este tipo de cosas. Y estoy seguro que no lo verían con buenos ojos, porque ese “no es un trabajo de mujeres”.

Pablo Freire decía que la gran tarea de los oprimidos es liberarse de los opresores, pero no para oprimir de vuelta a los opresores, sino para que el oprimido, al liberarse, libere también al opresor, que es incapaz de liberarse por si mismo cuando no reconoce su papel de opresor. Traigo a colación este pensamiento, porque como hombre, le doy gracias a todas esas mujeres que se nos han ido liberando poco a poco de nuestro papel opresor impuesto cultural y socialmente. Pero muchos, ya estamos reconociendo nuestro papel de opresor, y clamamos porque las mujeres nos acompañen.

Pero creo que todavía queda mucho camino por recorrer, y me temo que a veces se quiere recorrerlo por separado. Las mujeres han luchado mucho por sus derechos con justa razón, pero siento que a veces buscando su liberación, asumen el papel de opresores. Los hombres debemos pedirle perdón a las mujeres por muchas cosas, pero sobre todo, debemos buscar vernos como compañeros en este camino de descubrimiento.

Y es que el día me tenía preparada otra maravilla más y otra caída en mi rastros de pensamiento machista. Ya que, al llegar a San José, tome la buseta a Heredia. Me senté en el último lugar. Observando a la gente subir, observe a un muchacho joven, unos veintitantos años, con un hermoso bebé en sus brazos y un bolso colgando del hombro. Mi cerebro espero a que la madre se subiera al bus des tras de él. Pero nunca subió. Y me maraville y de nuevo me volví a dar cuenta que esta esperando otra vez lo “típico”.

Trabajando en un taller de sexualidad y afectividad en Guanacaste, una mujer me decía que el esposo compartía las tareas del hogar con ella. También me dijo él fue el que le enseño que un hombre podía asumir ese rol, por que en su casa era impensable que un hombre realizará esas tareas. De hecho, con pesar, me contaba como su papá, cada vez que veía al esposo cambiando los pañales al hijo o realizando una tarea del hogar, le choteaba de poco hombre.

Una vez mi tía, estaba totalmente asombrada por que un conocido de ella, debido a que la esposa tenía un mejor trabajo y necesitaban que alguien cuidara a su hijos, decidió asumir las tareas del hogar y dedicarle el tiempo completo. Más asombrada quedo, cuando yo le dije que si a mi me pasara lo mismo, también lo haría y que es más, lo haría sin que hubiera una razón de por medio.

No se, llegado a este punto siento que todavía tenemos mucho que aprender juntos. Y me recorre la cabeza una idea loca de reclamar nuevos derechos a los hombres:

Todo hombre tiene derecho a participar del cuido de los hijos e hijas sin ser discriminado
Todo hombre tiene derecho a que se le enseñe a expresar sus sentimientos, a valorarse y a valorar a los otros y otras.
Todo hombre tiene derecho a saber que puede ser abordado y conquistado, que puede que una mujer de el primer paso sin esperar a que el hombre asuma este papel, sin que esto represente que el hombre deja de ser hombre.
Todo hombre tiene derecho a ser sensible.
Todo hombre tiene derecho a saber que no siempre tiene que tomar la iniciativa por ser hombre.

Anuncios

Deja un comentario

>Papá

>Ya que las emociones están frescas, quiero escribir…Situación: Mi mamá acaba de irse para donde mi hermana, van a ir a preparar una parrillada para celebrar el fin de año. Mi papá al oír que mi mamá se fue, bajo a revisar a la cocina a ver si había algo de comer y me pregunta que si ella ya se fue. Yo le respondo que sí. El toma el teléfono y la llama: -Usted se fue y no dejo nada de comer… A que bien. Parece una carajilla de quince años… Jueputa… -Y revienta el teléfono contra el desayunador.

Hace más o menos dos años mi papá empezó a tomar de nuevo en grandes cantidades. Primero fue en los fines de años. Este año empezó a tomar de jueves a domingo. Su rutina diaria es de lunes a miércoles se levanta temprano y hace ejercicios, se baña, desayuna, se va a trabajar. En la tarde vuelve, almuerza, ve televisión y se acuesta temprano. Jueves y viernes hace lo mismo, solo que llega 3 horas tarde a casa, porque se queda tomando en el bar. Los sábados trabaja hasta mediodía y se va para el bar, llega a casa almuerza y se acuesta a dormir hasta el otro día. El domingo sale a andar en bicicleta en la mañana, vuelve como a mediodía, se va al bar, vuelve a casa, almuerza, se baña y se acuesta a dormir. Y el ciclo infinito empieza de nuevo el lunes.

Mi mamá empezó a dormir en el cuarto extra de mi casa (el que dejó mi hermano al irse)cuando el llegaba muy ebrio. Después decidió seguir durmiendo siempre en el ese cuarto. Un día decidió sacar todas las cosas que tenía en el cuarto que antes compartía con papá. Al terminar me dijo: -Cuando saque lo que tenía en el cuarto de su papá, era tan poco… la verdad hace tiempo yo había salido de ese cuarto.

Hoy hasta aquí voy a llegar… Mi padre se estaba quedando solo. Tengo que resolver que siento por el.

Deja un comentario

>Jardín de Sueños

>

La juventud esta rodeada de Sueños. Los jóvenes los cazan con grandes redes, se quedan con algunos o ninguno y a la mayoría los desechan. Algunos logran atraparlos en Cuerdas de Plata y los atan a sus cuerpos, y después de varias edades logran que esos Sueños se transformen en Realidades.

Durante la dictadura argentina se perdieron miles de Sueños. La mayoría de personas Desaparecidas (con mayúscula porque siempre debemos recordarlos) durante el maldito Proceso de Reorganización Nacional eran muchachos y muchachas menores de 35 años. La impunidad de los que siembran pesadillas fue tan grande que no se saben en números exactos cuantos desapariciones forzadas se llevaron a cabo. Lo único que se sabe, es que a muchos los torturaron, asesinaron y los botaron al mar y al Río de Plata, muchos en los llamados vuelos de la muerte (además de los niños de muchos de las Desaparecidas, concebidos en el cautiverio, que fueron a parar a manos de militares que no podían tener hijos, que hijueputas).

Cuando a uno de los que siembran pesadillas, el general Videla, le preguntaron ¿Que era un Desaparecido? contesto:

¿Qué es un desaparecido? En cuanto éste como tal, es una incógnita el desaparecido. Si reapareciera tendría un tratamiento X, y si la desaparición se convirtiera en certeza de su fallecimiento tendría un tratamiento Z. Pero mientras sea desaparecido no puede tener ningún tratamiento especial, es una incógnita, es un desaparecido, no tiene entidad, no está, ni muerto ni vivo, está desaparecido

De este modo, los desaparecidos existen solo en la memoria de sus madres, hermanos, amigos y familiares. Solo viven en sus Sueños. Sin embargo estos Sueños nunca pueden ser atados en Cuerdas de Plata, porque son sueños del pasado.

Esta araña conoció la historia de los desparecidos muy joven, cuando, sentado en el Sacrosanctum Pretil de la U(demos gracias al señor por ese lugar bendito), en una noche de semana U, proyectaron desde Generales a la pared de la biblioteca Carlos Monge la película la Noche de Los Lapices. En esta peli, se cuenta la historia de varios jóvenes secuestrados un 16 de setiembre, gracias al relato de uno de los sobrevivientes. No voy a contar la película aquí, así que si alguien quiere verla, búsquela, seguramente la puede encontrar en la videoteca de la mencionada biblioteca que tiene una salita de proyecciones (donde esta araña disfruto con un amor pasado una peli… basta de recuerdos, sorry es que divago). Y aquí podría mencionar la miles de referencias que escritores, músicos, actores y demás Forjadores de Sueños, hacen de esta maldita época de la historia.

Ayer, al terminar de ver la obra Jardín de Pulpos, donde participaba una querida amiga,no pude contener las lagrimas al ver tantos Sueños en Cuerdas de Plata convirtiéndose en realidad atados en 17 jóvenes como esos Desaparecidos. Solo le pido al Gran Creador, que les avive el Fuego des sus corazones siempre, para que aten sus Sueños fuertemente y los conviertan en Realidades. Recuerden, una Realidad que nace de un Sueño siempre produce más Sueños en los Despiertos que rodean al Soñador, ahora llamado Forjador de Sueños.

Al final de la noche, no vi un Jardín de Pulpos, sino un Jardín de Sueños. Gracias.

1 comentario