Somos un caso perdido

Somos un caso perdido. Nos encanta amar. Nos dejamos batir por el viento de la vida y siempre terminamos perdidos, enredados por las cuerdas, refugiados en la cueva oscura del abrazo. Y es que nos encanta amar. Y no podemos hacer nada al respecto. Toda lógica, ciencia y razonamiento se pierden en un beso. La desidia de la desición siempre es por culpa del amor. Y nos odiamos por amar tanto y nos amamos por lo mismo. Y es que no podemos dejar de amar. Y nos hacemos los que no queremos y nos tratamos de engañar, pero siempre terminamos igual, amando. Amando lo que no se puede y temiendo amar lo que se puede. Por que si el amor fuera racional, no tendría sentido. Si trataramos de comprender el fino haz de luz que cuelga entre las miradas de los amantes, acabariamos por escribir un teorema y transcribirlo en un libro: “Las miradas de los amantes, estudio de caso”, y lo esconderiamos en la biblioteca al final del pasillo, porque nadie quiere entender las miradas y todos queremos compartirlas. Y es que nos encanta amar y no podemos hacer nada al respecto mas que consumirnos en el fuego, del deseo o el despecho.

 

Imagen: Reecuentro de Xolotl Polo

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: