Archivos para 28 octubre 2009

>Sakura

>

Las flores del cerezo cayeron, agitando abajo
Sakura hirahira maiorite ochite

Te espero en el bosque de cerezos
En el eterno atardecer de sus hojas
A la orilla del cántaro de ocre dormido
Cerca del sueño de la aurora

Alimenta el fuego que se pierde
La bandada de sargentos que se asombra
Entre el suave cantar de tu boca roja
Y el eclipse lunar de tu sombra

Sangra despacio el corazón entristecido
Busca sigilosa la mirada de sonrojo
De carmesí se viste la pasión de tus caderas
Es rubí el perfume de tu cuerpo

Cerca del sueño
A la orilla
En el eterno atardecer
Te espero

Anuncios

Deja un comentario

>Incertidumbre

>

Es el grado de desconocimiento o falta de información, porque existen desacuerdos sobre lo que se sabe o podría saberse.

Hay algo creciendo en mi abdomen
Su piel debe ser de metal negro
Por que su frío me hiela por dentro
Y aumenta la presión en mis entrañas

A veces repta hasta mi pecho
Sube a alimentarse de mis pensamientos
Se aloja entre mi en la cavidad de mis costillas
Y me corta la respiración con su cuerpo

No soporto al maldito cuando se aloja en mi garganta
Pretende hacerme sufrir de la nada
Como si fuera real su movimiento
Ya que le gusta el sabor de mis lágrimas

Y sin embargo, bestia inmunda
En mi locura, te prefiero a ti que a la Certeza
Ya que duele más el hielo blanco de la verdad
Que el suave morir de tus dudas

Pero, entonces, todas los noches sentado en mi cama
Sintiendo tu caminar dentro de mi cuerpo
Alimentándote con mis ideas
Espero la llave que me libere de ti

Deja un comentario

>Click

>

Cuando nos volvimos clics en la esquina de la pantalla ?
Cuando decidimos cambiar un abrazo por dos circulitos que parecen sonrisas y que parecen que se tocan simulando un abrazo?
Cuando empezamos a brincar de emoción cuando una ventanita se abre en vez de un intercambio de miradas?
Cuando una serie de palabras que avanzan sin cesar sustituyeron la suave música que sale de tu boca cuando hablas?

Si esto no me acerca a ti, de nada vale
Si esto no me hace entrar en tu corazón, no lo quiero
Si esto no me muestra tus ojos, prefiero huir
Si cambio tu calor por el frio de mi pantalla, prefiero morir

Lo que realmente quiero es tus palabras con tu calor
Ver tus fotografías para recordar tus ojos y no lo contrario
Perderme en tus historias por que estuve ahí tomando tu mano
Y que me veas tal como soy y sin adornos digitales

Deja un comentario

>Sonámbulos despiertos

>

Espero cada noche tu llegada
Entre letras, cantos y sonámbulos despiertos
Buscó entre las sombras tu nombre
El solo recuerdo de tu mano que quedo en mi piel

A estas alturas, expresarte amor, una locura
Casi ni te conozco, solo imágenes de tu ser
Ni si quiera puedo, como en novela barata, decirte que te quiero
Tampoco me haces falta, porque solo se puede extrañar a lo que se conoce bien.

Y aun así me prendo de tus ojos cada noche
E imagino el mundo entre tus manos
Me pierdo entre el negro de tu pelo
A la sombra de tu nombre imagino días en ti

Y si fuera cierto que nos vimos antes?
Que en vidas pasadas pronunciaste mi nombre
Tal vez sería más fácil la entrada en tu casa
Habría quedado marcado el sendero hasta tu puerta

Pero bueno, las puertas de mi casa están abiertas
Esperando nuevas cosas, y terminando las viejas
Y aquí, espero tu voz cada noche, para acompañarte
Voz de letras, voz que no se escucha, solo en mi memoria

Deja un comentario

>Mitos

>

Me dirigía camino a Heredia a conversar con varios chicos y chicas sobre sexualidad “Mitos y realidades sobre la sexualidad” se llamaba el taller. Pero, para mi sorpresa, la reflexión empezó desde que me monte al bus.

Al ver que la persona que manejaba el bus de San Francisco, La Colina- San José era una mujer, me alegro mucho, ya que estas cosas rompen estereotipos y le da por la cabeza a las estructuras mentales de más de uno. Pero despertó en mi la curiosidad de que estarían sintiendo o pensando la gente del bus y los choferes de otros autos al ver a una mujer al volante.

Comenzando por mi persona, he de confesar que de primera entrada mi reacción fue diferente. Cuando me subí, pague y la salude “Buenos días” le dije… En la vida he saludado yo a un chofer de bus. Ahí empezó mi reflexión porque lo quiera yo o no, todavía mi cabeza arrastra pensamientos o actitudes programadas por el estereotipo social machista. Por que cambie mi comportamiento al ver a una mujer al volante de un bus? Todavía no lo se, pero bueno, después me alegró, porque me hizo pensar que si el hecho de que fuera mujer me hiciera saludarla, porque no podía hacerlo también con los choferes hombres??

Ahora bien, no tuve chance de medir las reacciones, pensamientos o sentimientos de las personas dentro del bus. Lo que si pude observar fue a varios choferes, en autos particulares, que al percatarse de que quien conducía era una mujer, señalaban y hacían comentarios entre si. Que dirían? Aquí se los dejo a su imaginación, pero estoy seguro que de fijo el choteo salió a relucir. También dentro del bus estaban varias señoras mayores, Que pensarían? Solo puedo imaginar, pensando en las actitudes de mi abuela y algunas tías ante este tipo de cosas. Y estoy seguro que no lo verían con buenos ojos, porque ese “no es un trabajo de mujeres”.

Pablo Freire decía que la gran tarea de los oprimidos es liberarse de los opresores, pero no para oprimir de vuelta a los opresores, sino para que el oprimido, al liberarse, libere también al opresor, que es incapaz de liberarse por si mismo cuando no reconoce su papel de opresor. Traigo a colación este pensamiento, porque como hombre, le doy gracias a todas esas mujeres que se nos han ido liberando poco a poco de nuestro papel opresor impuesto cultural y socialmente. Pero muchos, ya estamos reconociendo nuestro papel de opresor, y clamamos porque las mujeres nos acompañen.

Pero creo que todavía queda mucho camino por recorrer, y me temo que a veces se quiere recorrerlo por separado. Las mujeres han luchado mucho por sus derechos con justa razón, pero siento que a veces buscando su liberación, asumen el papel de opresores. Los hombres debemos pedirle perdón a las mujeres por muchas cosas, pero sobre todo, debemos buscar vernos como compañeros en este camino de descubrimiento.

Y es que el día me tenía preparada otra maravilla más y otra caída en mi rastros de pensamiento machista. Ya que, al llegar a San José, tome la buseta a Heredia. Me senté en el último lugar. Observando a la gente subir, observe a un muchacho joven, unos veintitantos años, con un hermoso bebé en sus brazos y un bolso colgando del hombro. Mi cerebro espero a que la madre se subiera al bus des tras de él. Pero nunca subió. Y me maraville y de nuevo me volví a dar cuenta que esta esperando otra vez lo “típico”.

Trabajando en un taller de sexualidad y afectividad en Guanacaste, una mujer me decía que el esposo compartía las tareas del hogar con ella. También me dijo él fue el que le enseño que un hombre podía asumir ese rol, por que en su casa era impensable que un hombre realizará esas tareas. De hecho, con pesar, me contaba como su papá, cada vez que veía al esposo cambiando los pañales al hijo o realizando una tarea del hogar, le choteaba de poco hombre.

Una vez mi tía, estaba totalmente asombrada por que un conocido de ella, debido a que la esposa tenía un mejor trabajo y necesitaban que alguien cuidara a su hijos, decidió asumir las tareas del hogar y dedicarle el tiempo completo. Más asombrada quedo, cuando yo le dije que si a mi me pasara lo mismo, también lo haría y que es más, lo haría sin que hubiera una razón de por medio.

No se, llegado a este punto siento que todavía tenemos mucho que aprender juntos. Y me recorre la cabeza una idea loca de reclamar nuevos derechos a los hombres:

Todo hombre tiene derecho a participar del cuido de los hijos e hijas sin ser discriminado
Todo hombre tiene derecho a que se le enseñe a expresar sus sentimientos, a valorarse y a valorar a los otros y otras.
Todo hombre tiene derecho a saber que puede ser abordado y conquistado, que puede que una mujer de el primer paso sin esperar a que el hombre asuma este papel, sin que esto represente que el hombre deja de ser hombre.
Todo hombre tiene derecho a ser sensible.
Todo hombre tiene derecho a saber que no siempre tiene que tomar la iniciativa por ser hombre.

Deja un comentario

>Bailar por bailar?

>

De pronto, te dejas llevar. Crees que te vas a perder pero realmente te estas encontrado. Te mueves con la música que se vuelve mar… La sientes a tu alrededor. Eres como un pececito en un cardumen de gente. Todos moviéndose con el vaivén de las olas compuestas de ritmo y sabor. Sabor a sal. Sal de armonías y colores.

Cuando te das cuenta y ya no estas en la pista. Estas entre las teclas del piano de coral. El tiempo se detiene por un momento o se te hace más lento. Estas entre los timbales que parecen esponjas de mar. Eres uno con la orquesta. Parece que el agua lo une todo y a todos en diversos movimientos. La orquesta, el cante y su corazón, la gente y sus corazones, las luces, la pista, el agua, la sal, tu y tu corazón, y el corazón de todos los que bailan. Mares de corazones. Mares de ritmos.

Y entonces fluyes. La corriente te lleva y te dejas llevar. A donde vas? Hacia adentro. Mar adentro. A recorrer ese mar de círculos concéntricos que eres tu y que en el centro esta lo que es más tu que tu mismo. Bailar sinceramente es oración, calor y vida. Por que te une a ti mismo y te une con el otro.

Qué será de una orquesta sin un mar de gente que se mueva con ella? Un barco en el medio del desierto?. Bailar por bailar? Bailar para sentirse uno… Bailar para recordar que no estamos solos… Bailar para demostrar a veces podemos hacer algo a la vez… Bailar par enamorarnos y para recordar que amamos… Bailar para sentir que estas vivo y que tenes un corazón como el mío… Bailar para encontrarnos y encontrar al otro… Bailar por que estas vivo y hay que celebrarlo siempre.

Deja un comentario