Archivos para 17 marzo 2009

>Liberación/Madre/Alucinaciones (Generalmente escribo lo que va saliendo en estas alucinaciones)

>

Dice Pablo Freire: “..la gran tarea historica de los oprimidos: liberarse a si mismos y liberar a los opresores… Solo el poder que renace de la debilidad de los oprimidos será lo suficientemente fuerte para liberar a ambos”

Mi madre a sido el gran referente de mi vida. Me enseño a amar amandome, a darme dandose. Mi madre es una mujer y como mujer, lleva a cuestas una historia de opresión.No hay que ser estudioso para comprender como a lo largo del tiempo, la historia se ha escrito con mano de hombre.

Cuando Freire habla de “la debilidad de los oprimidos” no esta hablando de una debilidad intrinseca del oprimido, sino de una debilidad propia de su estado de opresión. Y esa debilidad es el no saber de la capacidad que tiene dentro. Por eso dice Freire: “Ningún “orden” opresor soportaría el que los oprimidos empezacen a decir: ¿Por que?”

Las mujeres no son ni mejores, ni peores, ni más fuertes, ni más débiles que el hombre. Son mujeres, bellas con solo el hecho de ser mujeres. Fuertes cuando dan a luz. Débiles ante los ojos de un niño.
La liberación de la mujer de este estado de opresión era justo y era consecuente con una vida más digna para todo ser.

Entonces que pasa con la liberación de las “oprimidas”, para que?. Según dice Freyre, solo los oprimidos pueden liberase a si mismos y en ese proceso liberaran al opresor. Pero lo oprimidos no se liberan para volverse opresores, porque aceptarían las mismas condiciones que las llevo a ser oprimidos. El oprimido se libera y en esa liberación maravillosa, libera al opresor. Porque la gran tarea es liberar y humanizar, y el opresor no es capaz de hacerlo.

No puedo imaginarme un mundo sin madres, mi vida sin mi madre. El tan solo hecho de mencionar esa palabra “madre” tiene una gran carga emotiva en mi. Y yo, como hombre opresor le doy gracia a mi madre porque ella, en su proceso de liberación, me libero, me enseño que las mujeres no son iguales a mi, pero eso es lo que las hace bellas y aunque pueden hacer todo lo que hago yo, yo no puedo hacer todo lo que hacen ellas.

Pero ahora, como hombre me convierto en oprimido,ya que poco a poco, debido a los errores, mis madres, hermanas e hijas se están liberando, y en ese proceso, a veces pueden oprimir. Y por varias generaciones, habrá hombres que aunque tienen hijos, ya no son padres.

Deja un comentario

>Estamos hechos

>

Poema original: De material sensible

Deja un comentario